Last Dance contra la homofobia

Last Dance contra la homofobia

En el marco del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, Barcelona Gay Men’s Chorus da un paso adelante presentando Last Dance, su nuevo espectáculo a estrenar los días 19 y 20 de junio en el Teatro Condal de Barcelona y que cuenta, por primera vez, con el patrocinio de unAplauso.

Bajo la dirección musical del reconocido Andreu Gallén y la dirección artística de Carles Ortiz, el ya sexto espectáculo de BGMC hace homenaje a los iconos más emblemáticos de la música disco y actual, con una puesta de escena solidaria a beneficio de Sonrisas de Bombay, organización que busca la transformación social de los barrios de esta ciudad a través de la igualdad de sus derechos, la educación y la salud de las comunidades más desfavorecidas.

Dinamismo, fuerza e ímpetu son los adjetivos que definen este concierto de 45 cantantes, música en vivo y la interpretación de todo lo que veréis y escucharéis en lengua de signos, gracias a Conxita Paricio, quien cantará a través de sus manos para que el público sordo disfrute tanto como el oyente.

Gracias al nuevo impulso de unAplauso, nos animamos a patrocinar por primera vez un espectáculo LGBT+ benéfico y hemos aprovechado la oportunidad de conversar con Jordi Faro, presidente de Barcelona Gay Men’s Chorus, para ahondar más acerca de lo que denominamos «un Last Dance contra la homofobia».

Podemos decir que BGMC se visualiza a través de la música. ¿Por qué crees que esto es importante?

«La música es un lenguaje universal que compartimos todos los seres humanos y que está por encima de cualquier ideología, creencia o estereotipo. Visualizarse a través de una disciplina artística como es el canto y el baile es un lujo ya que el público lo recibe con entusiasmo y admiración. Además los 45 miembros que participamos, disfrutamos haciendo el trabajo de preparación de un espectáculo con el que se obtiene la satisfacción de culminar un proyecto en concreto distinto cada año». 

¿En qué os diferenciáis de otros coros LGBT+ de España y qué hace que un posible espectador quiera ir a uno de vuestros conciertos?

«Por suerte, la variedad de coros existentes en nuestra ciudad hace que cada uno de ellos tenga unas características que le proporciona una identidad propia. El nuestro apuesta por una puesta en escena original y atrevida que ha hecho que BGMC, a lo largo de estos más de cuatro años de existencia, sea admirado y definido por el público más fiel. El que no lo es tanto, puede vernos como un coro en el que la calidad de las coreografías, la fuerza en el canto en las canciones corales y sus montajes escenográficos son su sello diferencial. No diría que estos aspectos hagan que se vaya a nuestros conciertos más que a los de los otros coros, pero sí que despierta la curiosidad y sorpresa entre las personas que no conocen el proyecto y nos vienen a ver por primera vez».

¿Cuál es el mensaje que transmitís al público?

«Last Dance es nuestro último proyecto y lo estrenamos el 19 y 20 de junio en el teatro Condal de Barcelona. Con él, queremos trasmitir alegría, esperanza y sobre todo buen rollo. Queremos que el público salga con ganas de cantar y bailar, que vea que con la música puede compartir sus emociones con las personas que tiene a su alrededor».

Nosotros creemos que es un Last Dance contra la homofobia. ¿Qué consejo le darías a un hombre gay para que se visualice como lo hace BGMC?

«Visualizarse significa libertad. La misma de mostrarte como sientes, quieres o no quieres, sufres o no sufres a las personas con las que compartes tu vida. A nivel personal tengo que deciros que una de las cosas que he hecho más importantes a lo largo de mis 43 años de vida ha sido apuntarme al BGMC y visualizarme como hombre gay en mi entorno laboral y personal. Me ha quitado miedos y homofobia interiorizada y me ha ayudado a relacionarme con otros hombres gays de manera más natural y tranquila. No debemos olvidar que las sociedades no cambian solas y que cada uno de nosotros hace pedagogía en su micro mundo y que muchos micro mundos constituyen macro mundo».

De parte de todo el equipo de unAplauso, es un gran honor formar parte de este proyecto que transforma futuros en sonrisas para que nunca falte la música en nuestras vidas.

¿Quieres tu entrada? La puedes adquirir a través de este enlace.

#QueNoPareLaFiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *